«El sueño erótico de ella»: relato de una seguidora

Después de todo y sin planearlo, terminamos aquí. Cerró la puerta con pestillo y se acercó a mi con lentitud pero seguridad, más de la que incluso yo he podido tener en mi vida. Sabía perfectamente lo que pasaría, pero no cómo.

Me besó, mi estomago se contrajo. No era el primer beso, pero si la primera vez que no me lo esperaba: desesperado, húmedo y ardiente. Se alejó un par de pasos obligándome a abrir los ojos, yo deseaba su boca con locura, mi respiración era muy agitada.

Cuando me di cuenta lo único que nos separaba era a lo mucho un metro de distancia y lencería barata: él con sus boxers blancos que dejaban al descubierto una firme e imponente erección, y yo con un bra y una pequeña tanga negras y de encaje que no dejaban nada ala imaginación. Podía apreciarse la firmeza de mis pezones en ese momento y la ligera curva que aparentaban mis nalgas.

Me sentí muy sexy en ese momento, en especial al ver como me observaba. Se acercó, besó mi cuello, posó sus manos en mi cadera y seguía avanzando sin desearlo tuve que retroceder: yo quería lo contrario, estar lo mas juntos posible.  Llegamos a un tocador y me sentó.

Sus besos fueron recorriendo mi cuerpo poco a poco cubriendo cada pedazo de piel. Se hincó, acariciaba mis piernas, de los pies a las rodillas, tocaba sutilmente mi clítoris con roces fugaces y ocasionales desatando tanta excitación que costaba mantener los ojos abiertos. De pronto golpeó mis nalgas y las empezó a manipular al ritmo en el que besaba mi pubis.

Sacó su lengua y empezó a bajar lentamente, cuando llegó al clítoris una suave pero intensa presión se apoderó de mi cuerpo, haciéndome temblar, y que mi espalda se enarcara. Me abrí para darle un mayor acceso a mi interior, así que introdujo su lengua y jugueteó con ella un rato. La sacó y en su lugar introdujo un par de dedos, los movía como si estuviera penetrándome.

Cerré los ojos de nuevo, gemía tan fuerte que esperaba más salvajismo de su parte, y ahí estaba, mi segundo orgasmo en cuestión de segundos. Abrí los ojos y su fulminante erección amenazaba con entrar. Me giró, podía ver mi reflejo en el espejo, me levantó una pierna y fuertemente sonó mi alarma…

Hora de levantarme… nota mental: cer0 glucosa en la noche.

Relato erótico de Hilary Anaya

Me gustó este relato porque además de estar escrito por una mujer (casi siempre sois los chicos quienes participáis en este tipo de acciones) habla de la satisfacción femenina en su máxima expresión: deja atrás la penetración y se centra en las sensaciones y en los «elementos de morbo» que muchas veces gustan más que cualquier otra cuestión que a veces encontramos en la pornografía.

2 comentarios en;«El sueño erótico de ella»: relato de una seguidora

  1. Quiero contar una experiencia de una amiga en su sueño,me dijó que ella estaba en una especie de jungla,y entonces habia una mujer que le estaba bloqueando el paso y le dijo que si quería pasar tenía que tener s3x0 con ella,entonces mi amiga involuntariamente acepto e hicieron s3x0 oral.Pero mi amiga no es h0mos3xu4l alguien por favor me puede explicar por que soñó eso? plis ^_^

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Le informamos que los datos solicitados en el formulario (nombre y dirección de correo electrónico e Ip desde donde se conecta) son tratados por Nayara Malnero Suárez con la finalidad de publicación, gestión y administración de los comentarios, de acuerdo con el Art.6-1b) RGPD, porque consiente . Todo comentario será revisado antes de su publicación, y su dirección electrónica no se publicará. Asimismo quedará registrada la ip desde donde se realiza el envío.

Los datos proporcionados se conservarán durante un año desde la publicación. Asimismo no se cederán a terceros excepto por obligación legal. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación o supresión, limitación del tratamiento, oposición, y portabilidad mediante escrito a la dirección arriba indicada, adjuntando copia de su NIF e indicando el derecho que desea ejercer. Nayara Malnero Suárez, le informa del derecho a reclamar ante la AGPD.

El usuario mediante el envío del comentario admite haber leído y aceptado la política de privacidad de la web que se encuentra a pie de páginahttps://www.sexperimentando.es/politica-de-privacidad.