Labor terapéutica 2016: psicología y sexología clínica con Nayara Malnero

Después de que el año pasado os resultase interesante conocer cómo había sido mi labor terapéutica en 2015, he decidido continuar con mi balance estadístico en consultas de psicología y sexología clínica para el pasado 2016.  En este año ha habido varios cambios de base, empezando por el nombre de mi centro de trabajo en Gijón que ahora se llama Centro Nayara Malnero, pero la actividad ha sido similar y mayor.

Este segundo año de esfuerzo ha sido mucho más gratificante del anterior que, si bien las consultas no habían sido pocas, ahora se han dublicado. Sé que mi experiencia es inspiración y motivación para muchos de modo que aquí tenéis, con transparencia, los resultados de mi labor terapéutica a lo largo del pasado año 2016.

  • A lo largo del 2016 he atendido a 121 personas (68 hombres y 53 mujeres).
  • 35 personas tenían seguro médico (IMQ – Asturias) y 86 eran pacientes privados.
  • De las 121 personas 30 venían a terapia de pareja, es decir, en total fueron 15 terapias de pareja.

El año pasado os maticé la cantidad de casos con los que había trabajado según la temática concreta, el número de sesiones que habían tenido y su porcentaje de éxito. Con el aumento de casos clínicos este registro se vuelve mucho más difícil por lo que, si quieres una guía, puedes echar un ojo al resumen de mi labor terapéutica en 2015. Además, a los casos con los que trabajo desde mi centro en Gijón (presencial y online) se le suman aquellos que he comenzado a atender en La Coruña y en Madrid, que son otros tantos.

Lo que sí puedo contaros sobre mi percepción es que el éxito terapéutico es altísimo (por supuesto, aquí estaría genial que pudiesen opinar los propios clientes) y en muy poco tiempo. El aumento exponencial de pacientes y las recomendaciones boca a boca son una clara demostración del trabajo bien hecho y la efectividad de la terapia.

Como curiosidad, me gustaría contaros que en el 2016 el aumento de pacientes mujeres con problemas relacionados con el dolor en las relaciones sexuales, vaginismo, abuso sexual y bajo deseo sexual (estos dos últimos tanto en hombres como en mujeres) ha aumentado exponencialmente.

Lo que seguro os resultará interesante es saber la cantidad de sesiones que han necesitado los distintos procesos terapéuticos ya que, si estamos hablando de terapia breve, así debería de ser ¿no? Veamos:

  • La media de visitas  en terapia de pareja particulares es de 6 visitas.
  • En consulta individual para pacientes privados la media de visitas está en 4,5.
  • En consulta individual para pacientes pertenecientes al seguro médico está en 7.

Hay dos razones principales por las que los clientes de seguro médico tienen 3 consultas más de media. La primera es que para ellos la consulta es gratuita y la segunda que, generalmente, son quienes tienen más probabilidades de acudir por un tema de psicología general y no tanto de terapia sexual o de pareja.

No obstante, os animo a relativizar estos datos ya que son medias. Esto quiere decir que hay clientes en los que con una o dos consultas tienen su situación solventada (imaginemos una consulta breve, informativa o de poco calado, por ejemplo) y otros que necesitan 25 consultas (para problemas de gran amplitud o gravedad).

Como curiosidad, os puedo contar las edades de los pacientes:

  • Entre los hombres lo más habitual es que tengan entre 30 y 4o años, seguidos por la franja de edad entre 20 y 50 y los de entre 20 y 30 años.
  • En las mujeres ocurre similar, la mayoría tienen entre 30 y 40 pero las siguen de cerca aquellas entre 50 y 65.
  • No obstante, es habitual tener pacientes menores de 20 años y mayores de 65 en ambos sexos.

Espero que, como el año pasado, este post sirva tanto a profesionales que tanto necesitan compartir su experiencia como a nuevos emprendedores a los que espero servir de motivación y, por supuesto, futuros pacientes que desean saber cómo trabajo y en qué consiste exactamente esto de ir al psicólogo y, concretamente,  la terapia sexual y de pareja.

Foto de parte de mi despacho donde atiendo a mis pacientes

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *