Barranquismo: mi primera experiencia

Aunque no tiene mucho que ver con Sexperimentando hoy os voy a hablar de mi primera experiencia haciendo barranquismo, además, ¡puede ser una genial aventura en pareja!. Como ya sabéis, la salud sexual es parte de la salud en general y nada mejor que el deporte para contribuir a ésta. En otra ocasión os había hablado de cómo el deporte puede mejorar el rendimiento sexual, de ciclismo e incluso de mi primera clase de Pole Dance…¡Vamos allá!

Si por algo se caracteriza mi tierra (el norte de España) es por sus verdes paisajes, sus montañas, ríos, acantilados, playas…Me gusta el senderismo y había probado la espeleología pero nunca barranquismo. Así que nos organizamos y contratamos esta aventura en Potes (Cantabria).

Lo primero que me gustaría contaros es que toda la zona de Picos de Europa es preciosa y se pueden llevar a cabo sinfín de actividades de montaña. En concreto Potes nos encantó: un lugar bonito donde la comida está espectacular y donde desconectar es tan fácil como quedarte embobado admirando los paisajes.

Sólo había descendido un río en piragüa, el archiconocido río Sella, pero hablar de barranquismo era otra cosa. Nunca en mi vida me había puesto un neopreno y comprobar lo que pesaba y lo incómodo que me resultó al principio no fue muy de mi agrado (el neopreno que utilizamos era de 5mm ). De hecho, la parte de mayor esfuerzo físico para mi fue subir cuesta arriba (bordeando el río) con el neopreno, casco y arnés durante 20 minutos, probablemente por la falta de costumbre y los nervios de la nueva experiencia.

Una vez en el punto de inicio, nos dimos un chapuzón para entrar en calor y ¡comenzamos a descender! Una vez mojado el neopreno todo resultaba más fácil y era verdaderamente cómodo no hacerte daño a cada roce con las rocas (que me imagino que no fueron pocos) ¡Acabar la actividad sin moratones fue todo un éxito para mi!

Captura de pantalla de mi Instagram @sexperimentando
Captura de pantalla de mi Instagram @sexperimentando

Los toboganes me encantaron, son zonas de rocas que descienden y en las que se forma una pequeña cascada. Como si fuese un tobogán (aunque no se parezca en nada por lo poco lisa que es la superficie) nos deslizamos y aterrizamos en una poza. ¡Como los niños!

Otra de las cosas que más me gustó fue hacer rápel. Hace unos años lo había probado en el rocódromo de un parque de cuerdas pero no tiene nada que hacerlo al aire libre. Al principio me resultó muy difícil porque dejarse caer para atrás sobre el arnés te hace sentir un inseguro y tiendes a hacer fuerza hacia adelante, al primer resbalón ya comencé a hacerlo bien jejeje Repetimos las bajadas a rápel varias veces y me gustaron mucho.

En el río que bajamos había dos saltos libres de 4 y de 7 metros pero no eran imprescindibles para el recorrido y preferí evitarlos (si, los saltos «al vacío» me dan demasiada impresión). Eso sí, creo que si lo repito al menos el de 4 metros me atreveré.

¿Lo mejor de todo? La diversión unida al espectacular paisaje. Ver un desnivel desde arriba y luego desde abajo, disfrutar del río y de la naturaleza desde el agua…todo es precioso! Me encantó.

Sin duda, hacer barranquismo fue una experiencia genial que quiero repetir. Para nada peligroso y muy divertido. Con un nivel de exigencia física no muy elevado aunque sí que te hace dormir bien por la noche…jejeje

¡Os animo a probarlo!

Rapelando en el río
Rapelando en el río

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Le informamos que los datos solicitados en el formulario (nombre y dirección de correo electrónico e Ip desde donde se conecta) son tratados por Nayara Malnero Suárez con la finalidad de publicación, gestión y administración de los comentarios, de acuerdo con el Art.6-1b) RGPD, porque consiente . Todo comentario será revisado antes de su publicación, y su dirección electrónica no se publicará. Asimismo quedará registrada la ip desde donde se realiza el envío.

Los datos proporcionados se conservarán durante un año desde la publicación. Asimismo no se cederán a terceros excepto por obligación legal. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación o supresión, limitación del tratamiento, oposición, y portabilidad mediante escrito a la dirección arriba indicada, adjuntando copia de su NIF e indicando el derecho que desea ejercer. Nayara Malnero Suárez, le informa del derecho a reclamar ante la AGPD.

El usuario mediante el envío del comentario admite haber leído y aceptado la política de privacidad de la web que se encuentra a pie de páginahttps://www.sexperimentando.es/politica-de-privacidad.