Crossdressing: qué es y quién lo practica

Dentro de los «nuevos términos» en sexualidad se está hablando habitualmente del crossdressing ¿Sabes lo que es? ¿Quieres saber quién lo practica? Te lo cuento todo en las siguientes líneas.

Cross-dressing significa vestirse como lo haría el género opuesto: si eres hombre te vistes como lo haría típicamente mujer y si eres mujer te vistes como lo haría un hombre. Habitualmente el término utilizado para hablar de esto ha sido travestismo.

crossdressing-travestismo-que-esGeneralmente suelen ser hombres quienes más practican el crossdressing más frecuentemente, vistiéndose con faldas, tacones, maquillaje…En las mujeres es menos habitual aunque también puede suceder. ¿Por qué no? Simplemente se trata de una forma más de expresión y de vivir esa dualidad hombre/mujer que todos tenemos en nuestra persona.

Por supuesto, es muy importante tener en cuenta que ser travesti o practicar el crossdressing no tiene nada que ver ni con tu orientación sexual ni con tu identidad sexual:

– Que a una persona le guste vestirse con falda, pantalón o como sea no tiene nada que ver con que le gusten los hombres o las mujeres. Generalmente se piensa que, por ejemplo, un hombre que disfruta vistiéndose con tacones tiene que ser gay, pero tiene la misma lógica que pensar que porque me guste el fútbol me tienen que gustar las lentejas. Los gustos son solo eso, gustos.

– Que a una persona le guste vestirse como el género contrario no quiere decir que se sienta del género contrario. La identidad personal/sexual no guarda relación con las preferencias sexuales.

Generalmente este tipo de «cambios de vestuario» se hacen en la intimidad, para disfrutar uno solo o en pareja. Fíjate, un «juego de rol» sería exactamente lo mismo, en este caso el único extra son los complementos. Otra alternativa son los locales y espacios pensados para este tipo de prácticas. Desde la revista Píkara Magazine te hablan del local En Femme de Barcelona donde la gerente explica que  “La gente que llega a EnFemme busca, básicamente, vivir su feminidad tranquilamente y sin miedo. Es un sitio para socializar y compartir con personas como tú”

Interesante ¿verdad? ¿Tu qué opinas?

15 comentarios en;Crossdressing: qué es y quién lo practica

  1. Excelente artículo.

    Yo soy uno de esos hombres a los que les encanta vestirse y jugar ese rol de mujer en la cama. Hetero, casado y con hijos, lo habitual.

    El problema del crossdressing es que la mayoría de las mujeres no desean a su pareja vestida de mujer. Lo pueden aceptar o no, y apoyar más o menos, pero excitarse con esa imagen de su marido es algo que por la razón que sea es algo muy poco frecuente.

    En mi caso particular mi mujer lo acepta e incluso me ha regalado algo de ropa, lencería, etc. Pero verme así a ella le baja la líbido. Así que cuando me visto (muy de vez en cuando) ella me masturba y hasta ahí. El problema es que para mí es algo muy intenso y alcanzo un nivel de excitación cuando me visto con ella que no consigo de otra manera, y echo en falta poder tener relaciones «completas» como mujer con ella.

    Lo cierto es que ser crossdresser es complicado y puede llegar a frustrar.

  2. Hola, soy una mujer de 59 años, no pretendo ser un chico, pero siempre he deseado vestirme de chico. No siento la necesidad de ir siempre de chico, pero si la necesidad de trasvestirme, de que esa otra persona que vive en mi tenga su espacio.
    Me gustaria tener algo de ropa de chico y poder tener un espacio donde socializar y realizar ese yo. Es como si hubiera un toc toc en la puerta de mi mente. Quizás también es para mi muy difícil tener nada de ropa de chico (aparte de la economía claro) por la sencilla razón de que soy de talla pequeña y todo es grande para mi. Me gustaria saber si hay algun lugar en Barcelona donde pudiera tener ese espacio, creo que me sentiría feliz. Ya soy mayor, mi cuerpo ya no es estilizado. Ha habido épocas en mi vida en las que he tenido bastante pluma. Aunque siempre he estado fuera del armario como lesbiana, la verdad es que la mayoría de personas cuando se enteraban me decían que no lo habían notado, sinceramente yo siempre me he visto con pluma. Resumiendo hay algun lugar en Barcelona ciudad donde poder vestirme de chico? Me gustaria tanto, he vivido mucho pero mi yo no esta completo. En fin un saludo con mucho cariño.

    1. Carmen, me ha encantado leer tu comentario y te entiendo perfectamente, es una forma de romper esos estereotipos que tanto nos marcan. Sobre la ropa, yo compro en Sprinfield y la ropa tipo Slim fit.
      Muchos abrazos

    2. Hola Carmen, en Barcelona si hay un sitio llamado Enfemme. Es un local donde los hombres nos vestimos con ropa de mujer, pero no por ello las crossdressers de mujer a hombre no son bienvenidas, ya que puntualmente alguna mujer tambien ha venido a visitarnos vestida de hombre. Creo que hablo en nombre de todas mis compañeras al decir que estariamos encantadas en recibirte y disfrutar de tu compañia. En enfemme no juzgamos a nadie ni por su edad, ni por su identidad sexual ni por supuesto por su aspecto fisico. Si quieres conocernos y tener un espacio donde sentirte tu misma/o entra en nuestra pagina http://enfemme.eu/ y escribemos al mail, y encantadas te daremos mas información. Ahora mismo el local está cerrado, por razones obvias, pero esperemos que muy pronto podamos volver a abrir y reunirnos. Hacemos reuniones sociales todos los jueves por la tarde y tambien organizamos cenas una vez al mes. Un saludo!

  3. Yo soy un hombre delgado de 56 años y me encanta vestirme y sentirme mujer , vivo sola , a veces salgo de noche de madrugada por Alicante vestida de mujer y paseo sola , y seria muy feliz tener pareja (mujer) y vivir juntas como mujeres que somos , ese es mi sueño y , si algun dia encuentro una mujer soltera y le gustara como soy y a mi me gustara como es ella se que seriamos muy felices , ya que yo aharia todo lo posible para que sea siempre muy feliz.

  4. Hola Nayara,
    Gracias por este espacio que permites para expresarnos.
    Leo en muchos lugares que los hombres se travisten para identificarse ocasionalmente con el sexo opuesto, pero pocos aclaran la finalidad del mismo. Manifiestan que un gay se viste de mujer para dar placer a otro hombre y el crossdresser se viste de mujer para darse placer a sí mismo… pero el «placer» ¿hasta dónde llega?:
    En mi caso como «crossdresser de closet» todo finaliza en el placer sexual y que termina desdichadamente en un orgasmo prematuro que poco puedo controlar, perdiendo luego el interés. Este problema de eyaculación prematura me lleva a sentir constantemente el deseo de travestirme nuevamente. Pero con todo, veo que mi finalidad es el alcanzar el orgasmo, no vestirme de mujer verme en un espejo sin otro propósito.
    Espero haberme expresado en una forma clara… lo hago pues pocos canales como este encuentro para poder desahogar mis sentimientos. Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Le informamos que los datos solicitados en el formulario (nombre y dirección de correo electrónico e Ip desde donde se conecta) son tratados por Nayara Malnero Suárez con la finalidad de publicación, gestión y administración de los comentarios, de acuerdo con el Art.6-1b) RGPD, porque consiente . Todo comentario será revisado antes de su publicación, y su dirección electrónica no se publicará. Asimismo quedará registrada la ip desde donde se realiza el envío.

Los datos proporcionados se conservarán durante un año desde la publicación. Asimismo no se cederán a terceros excepto por obligación legal. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación o supresión, limitación del tratamiento, oposición, y portabilidad mediante escrito a la dirección arriba indicada, adjuntando copia de su NIF e indicando el derecho que desea ejercer. Nayara Malnero Suárez, le informa del derecho a reclamar ante la AGPD.

El usuario mediante el envío del comentario admite haber leído y aceptado la política de privacidad de la web que se encuentra a pie de páginahttps://www.sexperimentando.es/politica-de-privacidad.