Diferencias entre el porno y la vida real

Vamos a hacer un juego que todos conocéis. Encuentra las 7 diferencias entre estas dos situaciones:

Libro Sexperimentando, educación sexual

1. Bruce Willis circula con su coche a 250km por hora en dirección contraria sin colisionar con ningún otro vehículo hasta que, al final, acaba teniendo un accidente. Da tres vueltas de campana, el coche acaba ardiendo pero ¡ojo! Él sale ileso y sin haberse despeinado.

2. Jack agarra a Jenny por las caderas, la empotra como un bestia contra la mesa de billar, le rompe la ropa que lleva puesta y, sin más miramientos, la penetra mientras ella chilla y goza de placer. ¡ojo! sin preservativo, sin un solo moratón en la exquisita piel de ella y, por supuesto, sin una sola queja por haberle roto su atrevida falda.

Ofertas Sexperimentando

¿Las has encontrado?vs

Cada vez sois más los que me preguntáis sobre cuestiones o prácticas que aparecen en el cine porno. Es lógico, cuando carecemos de otros modelos o de una educación sexual adecuada, recurrimos a aquello que nos resulta más parecido o que, al menos, está al alcance de nuestra mano.

Las preguntas son de todo tipo y me fascina lo bien que distinguimos la ficción en otras películas pero no en éstas. Así que, como resumen, aquí os señalaré algunas diferencias principales entre lo que vemos en la pornografía y lo que nos encontraremos en la vida real.

1. En cuanto a LOS HOMBRES:

  • Los penes en el mundo real no son tan grandes (y menos mal). Del mismo modo ocurre con el resto del cuerpo, la mayoría no cuentan con cuerpos perfectos (y esto es extrapolable al caso de la mujer) ni con músculos salidos de la película 300. Existen trucos de cámara para modular el tamaño de las cosas.
  • Ni las erecciones ni las eyaculaciones son tan potentes. Hoy mismo me preguntaban acerca del cumshot (eyaculación excesivamente abundante) ¿Te imaginas a tu pareja ataviada con paraguas y chubasquero?
  • Los hombres no siempre están dispuestos a todo en cualquier momento. Sencillamente porque son seres humanos y no tiene por qué apetecerles siempre.
  • La fuerza descomunal con la que embisten y sujetan a sus parejas no es ni necesaria ni agradable. Lo más probable es que acabásemos con una fractura.

2. En cuanto a LAS MUJERES:

  • La forma en que se estimula sexualmente a las mujeres en la pornografía está totalmente desacertada. El clítoris no es un interruptor y dudo de que alguna mujer en el mundo disfrute de las penetraciones inesperadas y violentas. Si intentas satisfacer a tu chica aprendiendo del porno, vas muy mal encaminado.
  • Ni los pechos, ni los genitales, ni la depilación…¡nada es real! Al igual que en el caso de los hombres, con la ventaja de que los implantes de silicona y las vaginoplastias están, por desgracia, a la orden del día.
  • Las probabilidades de que una mujer disfrute del sexo anal son las mismas de que disfrute un hombre. Las probabilidades de que una mujer quiera tener sexo con otra mujer son las mismas de que un hombre lo desee con otro hombre. ¿He destrozado tu fantasía? pues aún hay más: a veces se fabrica semen artificial con leche condensada ¿quién no se lo comería?
  • Al igual que ocurre con la eyaculación del hombre, no todas las mujeres provocan el squirting y, a quienes les sucede, no suelen necesitar pasar la fregona al terminar.

3. En LAS RELACIONES EN GENERAL:

  • El «aquí te pillo aquí te mato» en cualquier momento y lugar no es tan habitual como pensamos. Las probabilidades de que algo salga mal si no lo hemos planeado son mucho más elevadas. Si lo haces en un sitio público puede que te acaben pillado, si seduces a tu profesor de yoga probablemente te expulse de clase y, así, infinitos ejemplos.
  • En la vida real necesitamos comunicarnos y, en realidad, nadie es adivino para saber de antemano que es lo que le hace disfrutar a la otra persona. Habla y pregunta, no vas a tener al director a tu lado diciéndote cuantos gemidos debes emitir por segundo.
  • Hay vida más allá de «meterla». Existen infinitas prácticas sexuales con las que podemos disfrutar con todo el cuerpo y pasarlo realmente bien. Recudir nuestra actividad sexual a la penetración y al sexo oral es dejar al mínimo nuestra capacidad de disfrute.
  • La gente, además de tener relaciones, le gusta hacer otras cosas como quererse y respetarse. Eso también forma parte de la sexualidad de cada uno.
  • Y, para terminar, recordarte que los actores que no utilizan preservativo están revisando constantemente su estado de salud y realizándose analíticas específicas. En la vida real, la mayoría acabaríamos con un amplio abanico de infecciones.

 

Seguro que me he dejado muchas cosas en el tintero y, por si las moscas, aquí os dejo mi vídeo sobre cómo afecta la pornografía a nuestra vivencia de la sexualidad:

 

Jugueteria Erotica Sexperimentando

4 comentarios en;Diferencias entre el porno y la vida real

  1. Excelente artículo. Creo que todos deberían leerlo.
    No todos los que ven o han visto pornografía lo hacen porque son asiduos a ese tipo de cine, sino que desean aprender de el… y la verdad, como dice Nayara… SI DESEAS SATISFACER A TU CHICA APRENDIENDO DEL PORNO, VAS MUY MAL.

  2. Me encantan tus articulos, en serio, los disfruto un montón, son abiertos, claros, sencillos, educadores y muy profesionales, te agredeceriamos las mujeres si hicieras un video de este tema y lo colocaras en youtube…. Gracias por compartir tus conocimientos….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Le informamos que los datos solicitados en el formulario (nombre y dirección de correo electrónico e Ip desde donde se conecta) son tratados por Nayara Malnero Suárez con la finalidad de publicación, gestión y administración de los comentarios, de acuerdo con el Art.6-1b) RGPD, porque consiente . Todo comentario será revisado antes de su publicación, y su dirección electrónica no se publicará. Asimismo quedará registrada la ip desde donde se realiza el envío.

Los datos proporcionados se conservarán durante un año desde la publicación. Asimismo no se cederán a terceros excepto por obligación legal. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación o supresión, limitación del tratamiento, oposición, y portabilidad mediante escrito a la dirección arriba indicada, adjuntando copia de su NIF e indicando el derecho que desea ejercer. Nayara Malnero Suárez, le informa del derecho a reclamar ante la AGPD.

El usuario mediante el envío del comentario admite haber leído y aceptado la política de privacidad de la web que se encuentra a pie de páginahttps://www.sexperimentando.es/politica-de-privacidad.