Fantasías eróticas… vs. realidad

En las últimas semanas he estado leyendo dos libros de la autora Nancy Friday: «Mi jardín secreto» y «Sexo Varón».
Muy recomendables si os interesa el tema de las fantasías eróticas, desde la perspectiva femenina (mi jardín) y masculina (sexo varón).

Enlazando con este tema me gustaría dejaros el artículo «¿Fantasía (erótica) o Realidad?» que publiqué hace un tiempo en www.elimportuno.com. Aquí lo teneis:

El término “fantasía sexual” nos fascina por naturaleza. Por una parte está lo místico y desconocido, lo fantástico. Por otro lado lo sexual, de lo que no habrá más nada que explicar.

Pero, ¿qué es una fantasía sexual? ¿Es un deseo? ¿Un sueño? ¿Una frustración? ¿Una mera diversión? ¿Una petición inconsciente de nuestro más remoto instinto? En los años noventa la definieron como “cualquier tipo de pensamiento o de imagen mental que posea algún significado erótico o sexual para la persona” (Leiteberg y Henning, 1995)

Basándonos en esto, podríamos decir que las fantasías son un pensamiento con carga erótica y que su significado, en definitiva, lo que hagamos con ellas, depende de cada uno. Sin embargo, Freud afirmaba que son “representaciones no destinadas a ejecutarse».

Con esto podemos concluir que las fantasías son representaciones creadas de forma más o menos original por cada uno, y que podemos desear o no llevar a la práctica. La originalidad deviene de si hemos creado la fantasía por nosotros mismos o inspirados en algo que hemos visto o vivido.

El deseo de llevar a cabo lo que fantaseamos ha sido un dilema popular a lo largo del tiempo. N. Friday en su magnífica obra “Mi jardín secreto” (recomendable para todo aquel que quiera aprender un poco más sobre fantasías sexuales) citaba que para muchas mujeres (también hombres) “la fantasía es una forma de explorar, sin peligro, todas las ideas y acciones que podrían asustarles en realidad”.

Nuestra mente nos permite imaginar muchas cosas, las que nos gustan y las que no. De hecho, tan poderosa es nuestra mente que nos ofrece la oportunidad de disfrutar de hechos que, de suceder en la vida real, no nos serían para nada agradables. Ese es el potencial de la fantasía (sexual o no).

Por citar algunos ejemplos, excitarse imaginando las caricias de una persona de nuestro mismo sexo no significa que seamos homosexuales, fantasear con una persona mientras mantenemos relaciones con otra no nos convierte en infieles, ni siquiera la clásica fantasía del “gran pene” (supuestamente admirado por la mayoría de la población femenina) significa que las mujeres deseemos que una enorme verga nos desgarre (lo que probablemente ocurriría en la realidad, con su consecuente ausencia de placer).

Fantasear con algo no significa desearlo por mucho que nos divirtamos. Disfrutar imaginando es sano y natural. La gran mayoría de las personas (si no todas) fantaseamos con distintas temáticas, incluidas las sexuales. Es algo que ayuda a crecer nuestro imaginario y contribuye a mejorar y flexibilizar nuestras relaciones con los otros y con nosotros mismos.

Las fantasías son ilimatadas, a veces mantenemos algunas a lo largo de toda nuestra vida, otras las creamos día a día. Las temáticas también resultan ser muy variopintas tanto en hombres como en mujeres. Nancy divide su primera obra según éstas:
*Con personas anónimas/desconocidos.
*Hacerlo en público.
*Fantasía de violación.
*Sadomasoquismo.
*Dominación.
*Miedo/terror asociado a la relación sexual.
*Lo prohibido o que nos hace sentir culpables.
*Incesto.
*Etnias determinadas.
*Sexo con jóvenes.
*Fetiches.
*Prostitución.
*Fantasías homosexuales.
etc.

¿Te identificas con alguna? 😉

Hombres y mujeres tienen fantasías sobre temas similares aunque, por lo general, con matices muy diferentes. La diferencia que más me llamó la atención es que, mientras que las mujeres suelen fantasear con desconocidos u «hombres sin rostro», ellos prefieren hacerlo con mujeres que conocen personalmente y que pueden visualizar con detalle.

¿Te atreves a contarnos alguna? o…¿mejor guardarsela para cada uno?

Extraido de www.conejofrustrado.com

Para finalizar, aquí tienes lo último. Mi vídeo sobre fantasías eróticas:

 

2 comentarios en;Fantasías eróticas… vs. realidad

  1. Hola! Me gusta mucho tú blog. Mis más sinceras felicitaciones por tu trabajo.
    Aprovechando que eres sexóloga, me gustaría hacerte una consulta sobre algo que me está dando muchos quebraderos de cabeza. Verás, cuando mantengo relaciones sexuales con mi chica tardo muchísimo en correrme (una hora y pico normalmente y muchas veces tengo que acabar yo porque ella termina agotada). En cambio, cuando me masturbo, tardo en venirme 10/15 minutos, lo normal. ¿A qué puede deberse? ¿Cuál puede ser la solución?
    Mi chica me encanta y me encanta como me lo hace pero a ella la noto frustrada porque se piensa que no le gusto.
    Muchas gracias.

  2. Hola, me alegro de que te guste mi blog aunque quizás ésta no es la mejor vía para resolver tus dudas. Te proponemos, de ahora en adelante, realizar tus consultas de forma anónima y confidencial en el e-mail infosexperimentando@gmail.com

    En unos días recibirás un mensaje al correo que has indicado para realizar este comentario en respuesta al mismo.

    Un saludo,

    Nayara

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Le informamos que los datos solicitados en el formulario (nombre y dirección de correo electrónico e Ip desde donde se conecta) son tratados por Nayara Malnero Suárez con la finalidad de publicación, gestión y administración de los comentarios, de acuerdo con el Art.6-1b) RGPD, porque consiente . Todo comentario será revisado antes de su publicación, y su dirección electrónica no se publicará. Asimismo quedará registrada la ip desde donde se realiza el envío.

Los datos proporcionados se conservarán durante un año desde la publicación. Asimismo no se cederán a terceros excepto por obligación legal. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación o supresión, limitación del tratamiento, oposición, y portabilidad mediante escrito a la dirección arriba indicada, adjuntando copia de su NIF e indicando el derecho que desea ejercer. Nayara Malnero Suárez, le informa del derecho a reclamar ante la AGPD.

El usuario mediante el envío del comentario admite haber leído y aceptado la política de privacidad de la web que se encuentra a pie de páginahttps://www.sexperimentando.es/politica-de-privacidad.