Nos gusta usar esposas durante el sexo | Sexpregunta

La última ocasión en la que estuve en Barcelona me pasé por las oficinas de la marca de productos eróticos Bijoux Indiscrets. Lo recordaréis porque subí fotos con complementos de su nueva línea MAZE y aproveché para lanzar una sexpregunta con la que concluí que nos gusta usar esposas durante el sexo.

Te cuento un poco más: os pregunté si habíais utilizado alguna vez esposas u otro tipo de ataduras en vuestros encuentros sexuales y respondisteis muchísimas personas, curiosamente más mujeres que hombres. Igualmente las respuestas fueron muy parecidas: la gran mayoría de la gente las ha probado o estaría dispuesto a probarlas, sean hombres o mujeres.

He preparado un vídeo sobre este tema en el que os cuento vuestras opiniones y os doy algunos consejos de cómo atar o ser atados, y jugar a la dominación-sumisión en distintos niveles.  Te animo a verlo ahora, compartir tus experiencias si te apetece, dar “me gusta” y compartir con esa persona con la que te gustaría usar unas esposas…¡a ver si hay suerte!

Consulta Urgente por email

Os cuento: solamente el 20% de la gente dice “No” a utilizar esposas o ataduras. Algunos mencionáis que os da mucho agobio el hecho de no tener el control o de sentirse apresado. Nadie a hablado de sentirse incómodo con el rol de dominante, curiosamente…jejeje

El resto disfruta de ser privado de movimientos, de ser dominado por el otro o de dejar a su pareja a su merced. La verdad es que cuando nuestro cuerpo reacciona con un estado de pseudo-alerta todo se siente diferente. Si a esto le añades un antifaz que, privando de la vista, estimule el resto de los sentidos…¡Explosión!

Mis recomendaciones en el vídeo son empezar poco a poco. Primero podemos probar con pañuelos u otras ataduras fáciles de quitar, eso nos dará seguridad y un juego más fluido. Después podemos pasar a las esposas furry que son esposas acolchadas y divertidas por sus colores y estampados.

Tengo las esposas furry en mi tienda online y las recomiendo para evitar irritaciones o la posibilidad de hacerse daño en las muñecas. Para los más atrevidos quedaría el último paso que son las esposas metálicas que, por supuesto, también tengo en la web con un descuentito para todos.

Las esposas metálicas son las más rígidas y la sensación es más fuerte, pero el juego, recordad, depende de lo que cada uno decida. Qué ¿te atreves tu también?

 

 

Ofertas Sexperimentando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Le informamos que los datos solicitados en el formulario (nombre y dirección de correo electrónico e Ip desde donde se conecta) son tratados por Nayara Malnero Suárez con la finalidad de publicación, gestión y administración de los comentarios, de acuerdo con el Art.6-1b) RGPD, porque consiente . Todo comentario será revisado antes de su publicación, y su dirección electrónica no se publicará. Asimismo quedará registrada la ip desde donde se realiza el envío.

Los datos proporcionados se conservarán durante un año desde la publicación. Asimismo no se cederán a terceros excepto por obligación legal. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación o supresión, limitación del tratamiento, oposición, y portabilidad mediante escrito a la dirección arriba indicada, adjuntando copia de su NIF e indicando el derecho que desea ejercer. Nayara Malnero Suárez, le informa del derecho a reclamar ante la AGPD.

El usuario mediante el envío del comentario admite haber leído y aceptado la política de privacidad de la web que se encuentra a pie de páginahttps://www.sexperimentando.es/politica-de-privacidad.