Protección sexual vs. Protección emocional II

Hoy 1 de Diciembre vuelve a ser un día señalado: el Día Mundial de la lucha contra el SIDA.

Me parece oportuno repetir el título protección sexual vs. protección emocional por lo ligadas que una y otra están. Cuando alguien se protege a nivel físico en sus relaciones sexuales, probablemente lo esté haciendo también a nivel emocional, y viceversa. Si me valoro y me cuido no querré que algo que puede ser tan gratificante como un encuentro sexual me afecte negativamente ni a nivel de salud ni a nivel afectivo.

Para ver esto mejor vamos a desarrollar dos historias, una para chico y otra para chica, con distintos finales en las que nosotros escogemos si los protagonistas se protegen o no (en ambos niveles). Son historias prototípicas de los jóvenes y adolescentes de nuestra sociedad. Generalizan y no tenemos porqué sentirnos identificados con ellas necesariamente, sólo saber que ocurren más veces de las que desearíamos.

MARTA (15 AÑOS)
[quote]Llevaba colada por Carlos desde el primer día que le vi en clase, ¡todo un curso! Era guapísimo, gracioso, hacía reír a todo el grupo…era nuevo en el instituto y eso le daba un morbo extra que nos volvía locas a todas.
Apenas había hablado con él, en algún trabajo en grupo y poco más, temía que si le miraba demasiado se daría cuenta de lo mucho que me gustaba. Así pasó el año entero hasta que todo cambió el día en que nos daban las notas de fin de curso. Los padres de Juan se iban de vacaciones y tenía la casa para él solo…y ¡tenía piscina! Así que los de clase pensaron en hacer una fiesta allí.
Estaba todo el mundo, bebimos, bailamos y algunos también fumaron, pero yo siempre intento controlar todo eso. Carlos había bebido bastante y empezó a coquetear conmigo ¡no me lo podía creer! ¡Era mi momento!
Me tiró al agua, se tiró el también y empezamos a besarnos ¡Fue increíble! Me dijo que fuésemos al otro extremo, que allí nadie nos miraría. Cuando llegamos empezó a meterme mano y a decirme que quería hacerlo conmigo allí, en el agua, que era muy erótico y romántico.
No sabía qué hacer, sólo lo había hecho una vez y en al agua estaba claro que no se había llevado condones, pero me gustaba tantísimo… ¿y si no volvía a tener una oportunidad así? Entonces decidí:…[/quote]

    •  NO PROTEGERME:

 

[quote]No volveré a tener la oportunidad de estar con este chico y tiene razón ¡qué morbo en el agua! Y también tiene su punto romántico…¡no puedo decirle que no! ¡me encanta!
Acabamos haciéndolo allí, supongo que algún compañero se daría cuenta de lo que hicimos, pero lo peor no es eso. Cuando acabamos volvió con sus amigos, se cambiaron y se fueron de fiesta.
No le volví a ver en todo el verano, tampoco contestó a los mensajes que le envié. Claro, intenté contarle que estaba preocupada por si no me bajaba la regla, o por si podíamos habernos pasado alguna infección…pero no me contestó.No sé qué me dolió más, el que pasara de mí o lo preocupada que estuve durante un mes entero. Para la próxima no me dejaré llevar así, no merece la pena por un momento.[/quote]

 

    •  PROTEGERME:

 

[quote]Por un momento me dejé llevar y siguió tocándome, me gustaba pero algo me impedía seguir. Empecé a pensar en porqué se había interesado de repente, en que si le gustaba en serio podría esperar a que de verdad fuese algo romántico, o que al menos no se enterase toda la clase de lo que estábamos haciendo.
Entonces intentó penetrarme y rápidamente me di cuenta- ¿¡Qué haces?! ¿¡Sin condón ni de broma?!- Si de verdad le gusto y realmente le apetece se lo pondrá. No podré soportar la carga de la preocupación por si me quedo embarazada o algo peor.
Se quedó asombrado por lo que le dije y lo único que hizo fue un gesto de desprecio, salió del agua y volvió con sus amigos. Sólo sé que se fueron de fiesta y supongo que, viendo lo visto, intentaría hacer lo mismo con otra chica en alguna discoteca. ¡Cómo me alegro de no haberme dejado llevar! Aunque eso sí, ¡el calentón no me lo quitó nadie![/quote]

SERGIO (17 AÑOS)[quote]
En 1º de Bachiller empezó a clase con mi grupo una repetidora, ¡estaba buenísima! Se llamaba Carla y al parecer no le gustaba mucho estudiar, pero era guapísima, simpática y muy extrovertida.
A los dos días de clase ya se llevaba bien con todo el mundo y ¡a mí me tenía loquito! Por una vez pensaba que me estaba enamorando, porque no paraba de pensar en ella.
Un fin de semana salimos de fiesta con ella, el plan era un botellón en el parque. Allí nos reunimos unos cuantos, la verdad es que bebimos mucho y Carla no paraba de contar chistes, a veces al reírse me abrazaba y… ¡cómo me estaba poniendo!
No sé cómo ocurrió pero acabamos hablando en un rincón. Yo dudaba porque nunca había entrado a una chica pero, como siempre se dice que nosotros debemos tener la iniciativa, al final cogí fuerzas, me lancé y la besé.
La cosa empezó a calentarse y me dijo que conocía un rincón del parque genial, que si la acompañaba. Detrás de unos árboles empezamos a meternos mano y me dijo que quería hacerlo conmigo, que le gustaba mucho. Le dije que no llevaba condones y me respondió que ya tomaba la píldora así que decidí…
[/quote]

  •   NO PROTEGERME:

[quote]Estaba muy nervioso y me sentía inseguro, pero a la vez pensaba ¡vamos, eres un hombre! No quería que se diese cuenta de cómo me sentía así que no lo pensé más.
Quería volverla loca y cumplir como debía, le levanté la falda e intenté penetrarla, pero mi cuerpo no quería. Ahora lo entiendo, allí en el parque y tan nervioso… Parecía asombrada y me preguntó si lo había hecho alguna vez. Fui sincero y entonces empezó a reírse de mí.
Me sentí humillado, me dejó allí de pie, como un tonto intentando asimilar todo lo que había ocurrido. Sólo alcancé a dame cuenta de la suerte que había tenido porque si esa chica hacía lo mismo con todos…¡las probabilidades de que tuviese alguna infección eran altísimas!
Desde luego, no merecía la pena enamorarme de alguien que me trataba así. Por suerte no se lo contó a mis amigos, pero hoy por hoy no me da vergüenza reconocer lo que pasó. No soy menos hombre porque aquello saliese mal. Además, unos meses después nos enteramos de que otrochico de clase tenía gonorrea, no sé si fue verdad o no pero…¡no me extrañaría!”[/quote]

    • PROTEGERME:

 

[quote]Estaba tan caliente como nervioso, no sabía qué hacer, pero tenía claro que si queríamos continuar tendría que pedirle un condón a un amigo. Se lo dije e insistió en que no era necesario, comencé a sentirme muy presionado, ¡hasta me temblaban las manos al tocarla!
No tuve más remedio que serle sincero, le confesé que estaba muy nervioso y que creía que no era el mejor momento para seguir adelante. Me dijo que no pasaba nada, que sólo era un rollo de una noche así que no debía de preocuparme.
Me sentía avergonzado pero ella no pareció darle demasiada importancia, acabamos masturbándonos y disfrutamos igualmente. Después de aquella noche no volvimos a enrollarnos, así que me alegro de que mi primera vez no fuese de malas maneras y menos sin condón.
Como al final todo se sabe, sé que una semana después se enrolló con otro de clase y que lo hicieron “a pelo”. Me alegro de no haber sido yo ese chico y aunque me dolió bastante enterarme de la noticia, estaba claro que esa chica no era para mí.[/quote]

 

[highlight]*El uso de situaciones reales es una buena técnica para el trabajo en educación sexual en el aula. Por un lado, pueden identificarse estereotipos y conductas prototípicas, por otro señalar cuándo el protagonista se protege a nivel emocional y a nivel físico.
Y recordar, sólo el preservativo nos protege, además de embarazos no deseados, de las ITS y del SIDA. Está en tu mano, USA CONDÓN!![/highlight]

Para cualquier duda o consulta podeis escribirnos a: infosexperimentando@gmail.com o buscarnos en las redes sociales.

 

 

 

Un comentario en Protección sexual vs. Protección emocional II;

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Le informamos que los datos solicitados en el formulario (nombre y dirección de correo electrónico e Ip desde donde se conecta) son tratados por Nayara Malnero Suárez con la finalidad de publicación, gestión y administración de los comentarios, de acuerdo con el Art.6-1b) RGPD, porque consiente . Todo comentario será revisado antes de su publicación, y su dirección electrónica no se publicará. Asimismo quedará registrada la ip desde donde se realiza el envío.

Los datos proporcionados se conservarán durante un año desde la publicación. Asimismo no se cederán a terceros excepto por obligación legal. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación o supresión, limitación del tratamiento, oposición, y portabilidad mediante escrito a la dirección arriba indicada, adjuntando copia de su NIF e indicando el derecho que desea ejercer. Nayara Malnero Suárez, le informa del derecho a reclamar ante la AGPD.

El usuario mediante el envío del comentario admite haber leído y aceptado la política de privacidad de la web que se encuentra a pie de páginahttps://www.sexperimentando.es/politica-de-privacidad.