Terapia Sexual

Sangrar después del sexo ¿Por qué? ¿Es normal?

En el vídeo de esta semana os respondo a la pregunta “¿Es normal sangrar después del sexo?” “¿Por qué?” “¿Cómo evitarlo?” Es una pregunta habitual sobre todo en mujeres, aunque algunos hombres también me la hacen.

Comencemos por el principio: existe la creencia de que en la “primera vez” de las chicas siempre debe de haber dolor y sangrado. Esta es una mentira absoluta que provoca, en ocasiones, un gran miedo a las relaciones con penetración. Sobre este tema ya te había hablado en mi tutorial “Primera vez de las chicas, ¿duele y se sangra?” donde desmitificaba todo este asunto.

Pero el temor al dolor a esa primera vez también se ha extendido al sector masculino. Ahora son ellos los que también temen sufrir y me preguntan si esto es posible y si puede pasar que el frenillo se rompa. Yo suelo decir que “por poder…puede”, pero te lo dejo mucho más claro en mi tutorial “¿Cómo se puede romper el frenillo?” para sacarte de toda duda.

Pues bien, resulta que en la “primera vez” puede haber sangrado, pero éste resulta mucho más llamativo cuando ocurre en veces sucesivas. Nos asusta y pensamos rápidamente en alguna enfermedad, pero la realidad es mucho menos aterradora.

Especial Regalos Navidad

La vagina tiene muchas rugosidades y a veces, es habitual que se provoquen microroturas en sus paredes que provoquen ese sangrado. Mejor te cuento en el vídeo que he preparado para que lo comprendas de forma más completa. Te animo a entrar a verlo, dejar tus dudas y comentarios para que podamos aprender más junto/as y, por supuesto, no olvides dar “like” si el contenido te parece que merece la pena. ¡Dentro vídeo!

Como ves, lo mejor para evitar la irritación y el sangrado durante las relaciones con penetración es…

  1. Llegar a la penetración cuando la chica realmente está muy excitada. El “aquí te pillo, aquí te mato” puede ser muy excitante…pero también doloroso si no hay la preparación adecuada.
  2. Que la penetración sea siempre con una buena lubricación. Ésta puede ser natural o, si se necesita un extra, recurrir a los clásicos lubricantes de agua (los hay incluso con Aloe Vera para mejorar el cuidado, aquí te dejo un ejemplo) o incluso a los lubricantes de silicona que nunca se secan y de los que soy una auténtica fan (te presento aquí mi lubricante de silicona favorito)
  3. Parar si hay dolor o sangre, no continuar con esa práctica sexual.
  4. Acudir periódicamente a las revisiones ginecológicas para descartar otras patologías.
  5. De haber daño hecho ya (en mujeres o en hombres) abstenerse de mantener relaciones sexuales durante unos días y, si hay herida, tratar como si en otra parte del cuerpo se tratase. Acudir al médico si es necesario.
  6. Si lo que existe es una pequeña irritación (a veces pasa también por roces con la ropa, por ejemplo) la crema para la irritación del culito de bebés es una gran aliada (¡y muy económica!)

Espero que ahora hayas comprendido mejor por qué el sangrado es tan habitual pero no por ello saludable. ¡Recuerda preguntar todas tus dudas a tu médico, ginecólogo o urólogo siempre que acudas!

 

Especial Regalos Navidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable:Nayara Malnero Suarez
  • Fin del Tratamiento:Comentaros en el Blog de Sexperimentando.
  • Legitimación:El consentimiento del usuario.
  • Destinatarios:Los datos no se comunicaran a terceros, salvo obligación legal.
  • Derechos:Acceder, rectificar y suprimir los datos, tal como se explica en la información adicional
  • Información Adicional:Puedes consultar toda la información sobre protección de datos en la Política de Privacidad

  Acepto la política de privacidad